sábado, 24 de diciembre de 2011

Huellas de ardilla en la nieve, explicadas






Hola,
El finde pasado nos fuimos un poco al campo para "aprovechar el mal tiempo" y lo cierto es que al final no nos hizo tan mal tiempo... No tuvimos mucha suerte con lo que pudimos ver pero al final terminamos topándonos con una serie de huellas de ardilla y como no teníamos nada así de bueno, terminó por compensarnos la mañana... ¡ampliamente!
Y aquí las presentamos.
Como veis las huellas son sobre la nieve y aparecen en grupos de cuatro lo que denota el desplazamiento al salto, por otra parte lo común de las ardillas. Igual que en las liebres, las manos se imprimen sobre el suelo de forma retrasada respecto a los pies, que quedan por delante. Las manos solo muestran cuatro dedos ya que el pulgar es rudimentario. Los pies muestran los cinco dedos, los tres centrales casi paralelos entre sí y de una largura parecida, y el primero y el quinto prácticamente perpendiculares a ellos.
Estos grupos de huellas se enmarcan en un rectángulo de entre 11-12 y 8-9 cm. La bibliografía que he consultado habla de 12 por 10 cm.
También a tenor de la bibliografía esta ardilla tiene huellas más pequeñas que las recogidas allí, quizá ejemplares de más al norte, y normalmente más grandes. En la bibliografía se habla de tamaños de hasta 5 cm de largo para los pies y 4,5 para las manos. En nuestro caso los valores son en torno a 4,5 para los pies y 3 para las manos.
Finalmente, los saltos de las ardillas pueden llegar a ser de hasta 1 metro. En esta serie de huellas oscilaban entre 70 y 85 cm (estas y otra fotos de la misma serie)
Saludos
G y J

Entradas del nuevo blog de Mamíferos de Navarra